CIJ podría dictar fallo “equitativo” en disputa entre Nicaragua y Costa Rica por delimitación territorial y marítima

Carlos Argüello, abogado de Nicaragua (espalda) saluda a los abogados de Costa Rica en la CIJ. (Foto El Nuevo Diario de Nicaragua).
Carlos Argüello, abogado de Nicaragua (espalda) saluda a los abogados de Costa Rica en la CIJ. (Foto El Nuevo Diario de Nicaragua).

REDACCIÓN- La disputa entre Nicaragua y Costa Rica por la delimitación territorial y marítima que se ventila en Corte Internacional de Justicia (CIJ), podría resolverse en un fallo “equitativo”, según Augusto Zamora, experto en derecho internacional, publicó El Nuevo Diario de Nicaragua.

“No sería una tragedia (perder) ni para Nicaragua, ni para Costa Rica, salvo en el amor propio, el área (en disputa) es pequeña, en ese sentido lo que se juega es poco”, dijo Zamora.

El especialista explicó que la CIJ “no aplica a raja tabla los criterios de la Convención del Mar o los antecedentes en materia de delimitación marítima”, sino que la “equidad tiene más peso que los factores estrictamente geográficos”, lo que podría derivar en una “sentencia equilibrada”.

En el Caribe la línea divisoria con Costa Rica inicia en la desembocadura del río San Juan, en el noreste de Punta de Castilla. Pero “Costa Rica quiere extender su línea costera, porque extendiéndola hacia el norte la línea de base de donde saldría la delimitación marítima también se extendería, este es el punto medular de la demanda de Costa Rica”, explicó Zamora.

En Punta de Castilla se encuentra la isla Portillos, de soberanía tica, y el  gobierno costarricense aduce que una barra de arena es realmente una playa de esta isla que se extiende hacia el norte, lo que permitiría argumentar un cambio del punto de la línea divisoria con Nicaragua.

“Nicaragua sostiene que entre la isla y la barra hay un caño de agua que separa los dos territorios. El punto que se discute es si esa barra forma parte o no de la isla”, observó Zamora.

Pero “se pelea la barra de arena en función de la proyección marítima que se tiene que delimitar para cada país, que implica mar territorial, zona económica exclusiva y plataforma continental, el fondo de la cuestión es esa”, señaló el experto.

Costa Rica también reclama a Nicaragua una indemnización superior a los US$6 millones por daños materiales en isla Portillos durante los trabajos de dragados para proteger el caudal del río San Juan.

Pero “la corte no va a creer que por abrir un caño en una zona deshabitada y llena de pantanos Costa Rica ha perdido seis millones de dólares, igual le dicen a Nicaragua que pague medio millón y se acabó”, valoró Zamora.

Manuel Madriz, especialista en derecho internacional, coincide con Zamora en que no puede haber una indemnización millonaria para Costa Rica porque no hubo “daños materiales en la isla Portillos”.

En cuanto a la zona norte de isla Portillos, Madriz explicó que Costa Rica “pretende darle tratamiento de península  y eso no es península, son humedales. No se puede decir que eso es una península, siempre han pasado las aguas del río San Juan y van hacia la laguna Harbor Head”.

Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional, valoró:

“Está claro que el punto final de la frontera se encuentra en la extremidad de Punta de Castilla, en el margen derecho de la laguna Harbor Head, ese punto es inamovible. Nicaragua tiene una gran ventaja porque eso está sustentado en el Tratado Jerez-Cañas, en el Laudo Cleveland de 1888 y en los Laudos Alexander”, recalcó Herdocia.

En relación con la línea limítrofe en las aguas del océano Pacífico, la Corte fallará “de conformidad con los criterios de equidad y proporcionalidad que ha venido siguiendo toda su jurisprudencia de las últimas décadas.  Ambos países deben estar tranquilos de que no se producirá un cercenamiento de espacios marítimos importantes”, sostuvo.

El representante de Managua ante la CIJ, Carlos Argüello, afirmó que la frontera terrestre entre ambos países en la zona de Isla Portillos, a orillas del Caribe, debe delimitarse a partir de un punto situado en la unión del pequeño territorio fronterizo de Harbour Head (Isla Calero para Costa Rica) y el promontorio de Punta de Castilla.

FALLO DE CIJ TARDARÍA MESES

San José defiende, por su parte, que la delimitación debe comenzar desde la desembocadura del río San Juan, más al norte.

La CIJ ya se pronunció en 2015 sobre una disputa referente a Isla Calero, estableciendo entonces que esa zona pertenece a Costa Rica.

Los dos países empezaron negociaciones en 1976 para intentar llegar a un acuerdo siguiendo el curso del río San Juan, explicó esta semana al tribunal el embajador de Costa Rica en Holanda, Sergio Ugalde.

Pero como no ha sido posible establecer fronteras marítimas con Nicaragua, Costa Rica decidió llevar el caso ante el tribunal de Naciones Unidas para que se delimiten “acorde al derecho internacional”, añadió Ugalde.

El tribunal también otorgó entonces a Costa Rica una compensación por los daños provocados por “las actividades ilegales de Nicaragua en territorio de Costa Rica”.

Sin embargo los dos países todavía no se han puesto de acuerdo sobre el monto de la compensación económica y tendrán que volver ante la CIJ para dirimirlo.

Se espera que el alto tribunal de La Haya falle hasta finales de este año o principios del siguiente.

 

Categories: Categoría Inicio,Internacionales

Tags: ,,,,,

Leave A Reply