Comunicadores destacan firmeza y valentía de la profesión en el Día del Periodista Nicaragüense

Alonso Mejía.  Desde la crisis que inició en abril del año pasado, el periodismo nicaragüense ha vivido momentos álgidos de muerte, cárcel, persecución, acoso y exilio. En el Día Nacional del Periodismo nicaragüense que se celebra este primero de marzo, LA NUEVA PRENSA les ofrece testimonios de periodistas que han tenido que enfrentar o abandonar su país por las amenazas del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ante su labor informativa.

Para Luis Felipe Palacios, comunicador social quien labora para la agencia de noticias internacional EFE desde hace 13 años y con 20 años de experiencia en la profesión, la labor de los periodistas conlleva firmeza y compromiso con la verdad y con la historia.

“A pesar de la mala hora que vive el periodismo nicaragüense, que ha sido víctima de acoso, persecución, encarcelamiento y muerte -en el caso del colega Ángel Gahona-, los periodistas debemos sentirnos orgullosos con la loable y noble labor que realizamos en un contexto adverso, difícil, polarizado y peligroso”, enfatizó.

“La situación ha obligado al exilio a más de 60 periodistas nicaragüenses, quienes han tenido que reinventarse para sobrevivir en un país que no es el suyo, con todas las limitaciones que eso implica, pero con la pasión encendida, el alma intacta, y con mayor convicción y firmeza para seguir haciendo lo suyo: informar sobre lo que acontece en el país, luchar por derribar los muros de secretismo y censura, defender como gato panza arriba la salud del periodismo nicaragüense, y contar parte de la historia de Nicaragua”, señaló Palacios.

Nota relacionada: http://lanuevaprensacr.com/sip-condena-censura-administrativa-del-estado-a-periodicos-en-nicaragua/

COMPROMISO EN EL EXILIO

La periodista Wendy Quintero Chávez, vocera del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh),  quien salió al exilio a inicios de año debido al asedio y la persecución de la que ha sido víctima por parte del régimen de Daniel Ortega, aseguró a LA NUEVA PRENSA que a pesar de que jamás quiso abandonar Nicaragua, seguirá “con el compromiso personal y profesional” de informar y defender los derechos humanos.


EXILIO. Wendy Quintero Chávez, vocera del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) salió de Nicaragua por el acoso del régimen orteguista.

“Le mando un mensaje de aliento a los colegas en Nicaragua y al pueblo que sigue resistiendo, que oro por la liberación de los presos y presas políticos de Nicaragua y espero justicia para todas las muertes que ha dejado esta crisis sociopolítica”, declaró la comunicadora luego de exiliarse.

ASEDIO

Hasta la fecha, el asedio a los medios de comunicación que no están plegados al régimen, ha tenido un saldo de un comunicador muerto, varios medios de comunicación cerrados, y al menos 60 periodistas en exilio.

Casos relevantes han sido la detención arbitraria de los conocidos periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, que cumplen este viernes 70 días en prisión. El Gobierno de Ortega cerró el canal 100% Noticias, cuyo director es Mora.

Mora y Pineda permanecen en prisión desde el pasado 21 de diciembre, cuando la Policía Nacional allanó y ocupó el canal.

SIP CONDENA RESTRICCIÓN A LA LIBERTAD DE PRENSA E INFORMACIÓN

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió este jueves la liberación de Mora y Pineda.

La presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, exigió la inmediata excarcelación de los periodistas y garantías para su seguridad física y la de sus familiares.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, reiteró la solidaridad de la SIP con la prensa independiente nicaragüense y el compromiso de mantener el tema en la agenda pública internacional, “debido a la grave situación de las libertades de expresión y de prensa en el país”.

A finales del año pasado también fueron clausuradas las oficinas del semanario Confidencial, donde se transmiten los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche, y varias emisoras fueron allanadas y cerradas en diferentes partes del país.

El Nuevo Diario de Nicaragua publicó hoy que Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial, dijo desde el exilio en Costa Rica que los periodistas “no podemos claudicar, no podemos aceptar nunca la censura o la autocensura y no podemos separarnos de nuestro compromiso con la verdad”.

Chamorro –hijo del Mártir de las Libertades Públicas de Nicaragua, el periodista Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, asesinado en 1978 durante la dictadura somocista-, resaltó que el periodismo debe celebrar que hoy “existen más medios y más periodistas independientes que antes, y que la prensa independiente está firme, está intacta en Nicaragua y representa una esperanza en el país”.

PIDEN SOLIDARIDAD A COSTA RICA

Alberto Cabezas, quien hoy asume como director de relaciones internacionales de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), dijo: “Respecto a la situación que se vive actualmente  en Nicaragua, se  está oprimiendo al pueblo  y encarcelando a algunos periodistas  independientes, como nuestra compañera costarricense  Lucia Pineda y a Miguel Mora”.


SOLIDARIDAD. Alberto Cabezas, director de relaciones internacionales de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), pidió la solidaridad internacional para los Periodistas nicaragüenses.

“Otros colegas deben  exiliarse en otros países. Como director de relaciones internacionales de la APN y costarricense sin familiares nicaragüenses, pido al presidente de nuestro país, a las universidades y a los sindicatos y colegio de Periodistas de Costa Rica una audiencia”, en busca de apoyo al periodismo nicaragüense.

El informe de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro destaca que 2018 hubo un total de 712 casos de violaciones a la libertad de prensa. De estos, 126 casos representan ataques, allanamientos, asedios, restricciones administrativas y censura a medios de comunicación.

Categories: Categoría Inicio,Nicaragua

Tags: ,,,

Leave A Reply